La iluminación del coche

La iluminación de nuestro coche es un aspecto muy importante en la seguridad tanto nuestra como la de otros conductores y peatones. Una correcta iluminación nos ayudará a evitar accidentes. Es por eso que resulta indispensable conocer los diferentes tipos de lámparas que podemos utilizar

La iluminación del coche

Las luces de los vehículos son un elemento indispensable para la seguridad tanto del conductor y quienes lo acompañen en el coche, como para los peatones. Hoy en día se trabaja muchísimo en este aspecto del vehículo, logrando en la actualidad muchas mejoras referidas a este aspecto.

Disponer de un correcto conjunto de luces en nuestro automóvil nos ayudará a evitar muchos accidentes innecesarios, advertir a otros conductores de nuestra presencia y disponer de una visibilidad adecuada en situaciones adversas.

Es por todo esto que resulta indispensable que conozcamos el funcionamiento y los diferentes tipos de luces que podremos colocar en nuestros coches, para así poder hacer una elección correcta.

Lo primero que debemos decir antes de comenzar con la correspondiente calificación es que la principal diferencia entre un conjunto  y otro de luces la encontraremos en el filamento, el cual se conforma de tungsteno o wolframio. Otras diferencias las encontraremos en los casquillos y sus prestaciones. Además, debemos saber que el interior de la lámpara se encuentra compuesto de un gas inerte como argón, neón, nitrógeno, etc.

Tipos de lámparas

Plafón. Estas se utilizan generalmente para el interior del vehículo. Están conformadas por una ampolla de vidrio tubular, que además cuenta con casquillos para contacto en sus dos extremos. La potencia de estas ampollas varía entre los 3, 5, 10 y 15

Pilotos. En este caso nos encontramos luces cuyas ampollas son esféricas y una terminación alargada. Son utilizadas para luces de posición y señalización, y su potencia oscila entre los 15, 18 y 21 W.

Control. Cuenta con una ampolla tubular con dos casquillos parecidos a un fusible lumínico. Este tipo de lámparas, también conocidas como testigos, se utilizan para iluminar accesorios, y elementos electrónicos. Su potencia es de entre 2 y 6 W.

Lancia. Este tipo es muy parecido a la llamada control o testigo. La diferencia es que cuenta con un casquillo más estrecho y pequeñas diferencias en su ampolla de cristal. Su uso está destinado a iluminar instrumentos, mientras que su potencia es de 1 u 2 W.

Wedge. Están conformadas por un soporte que responde fielmente a las lámparas domesticas. Está orientada a iluminar objetos.

Foco Europeo. Este tipo es el que más se utiliza en las luces frontales. Se caracteriza por contar con gran potencia, doble filamento y dimensiones considerables en comparación a sus pares. Además, logran muy baja temperatura a pesar de su gran capacidad lumínica, lo que resulta un factor indispensable en su funcionamiento.

Halógena: Estas son muy parecidas a los focos europeos, aunque tiene prestaciones muy superiores, como así también su precio. Son utilizadas particularmente en faros antiniebla.

Fuente: TallerVirtual
Foto: Luces del coche por palm z en Flickr